Las botas de esquí son el vínculo clave entre tu cuerpo y tus esquís, por lo que encontrar botas que combinen bien con el tamaño y la forma de tus pies es una alta prioridad.